El Catador e Ignacio Arzuaga comparten su pasión por los vinos

El Catador e Ignacio Arzuaga comparten su pasión por los vinos

Distrito Nacional, 24 de mayo de 2017._ Los hermanos Piero y Giuseppe Bonarelli organizaron una degustación de vinos Arzuaga en su tienda de vinos El Catador y contaron como anfitrión  de la misma con Ignacio Arzuaga, hijo del fundador de la bodega.

Como hijo de su fundador, Ignacio Arzuaga, dirige la producción de estos caldos, reconocidos por ser elaborados basados en tres premisas: reflejar el suelo donde crecen las vides, destacar el clima donde se ubican los viñedos y la orientación de los viñedos. Así pudieron apreciarlo quienes concurrieron al evento.

Los presentes fueron guiados por el peculiar escenario donde nacen los vinos que elabora esta bodega, en La Finca La Planta, propiedad que la familia Arzuaga posee en la localidad vallisoletana de Quintanilla de Onésimo. Con una situación privilegiada para el cultivo de la vid, ya que sus cepas reciben el sol y la humedad necesaria para la perfecta maduración de la uva.

Se degustaron los vinos Arzuaga Crianza y Arzuaga Reserva. Arzuaga Crianza, es elaborado con las variedades de uva Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot. Su crianza de 16 meses en barricas, 50% roble francés y 50% roble americano, hace que sea un vino fino y sutil. Por su parte, Arzuaga Reserva es la esencia de la Ribera. Elaborado a base de Tinto Fino (95%). Merlot (3%) y Albillo (2%), este reserva, nace gracias a un cultivo tradicional y sostenible.

La Planta, donde nacen los vinos Arzuaga, es un lugar donde conviven la flora y la fauna de la zona. “Una flora compuesta de pinos, encinas y sabinas y una fauna formada por jabalíes y ciervos”,expresó Ignacio Arzuaga al momento de guiar la degustación, agregando que esta convivencia es, sin duda, la constatación del amor que siente la familia Arzuaga por el mundo de la naturaleza. La finca consta de 1,400 hectáreas, todo un lujo en plena denominación y Milla de Oro de la Ribera del Duero.