La viña de Priorat

La viña de Priorat

La DOCa Priorat forma una unidad paisajística compacta y vien definida, constituida por el gran anfiteatro montañoso que se extiende a los pies de la sierra de Montsant. Esto sucede por la litología pizarrosa de sus laderas y por el trato que desde siempre se ha dado a la actividad agrícola, que se ha matenido casi intacta hasta tiempos recientes.

El cultivo de la viña se distribuye en altitudes que van desde los 100 metros sobre el nivel del mar en las partes más bajas de los términos de Bellmunt del Priorat y el Molar, hasta los 750 metros en las partes elevadas de los términos de la Morera de Montsant y Porrera. La configuración del cultivo se caracteriza por pendientes que superan el 15% de desnivel en la mayor parte de casos, y algunas fincas llegan al 60%. La tortuosa geografía de esta zona obliga a cultivar el viñedo en pendientes (“costers” en lengua catalana), algunos de los cuales no permiten un acceso mecánico. Por este motivo se trabaja siguiendo las formas más tradicionales de cultivo. El paisaje que generan estos viñedos es una de las características del Priorat, que le aportan esta personalidad e identidad tan acusadas.

Mapa PrioratA causa del tipo de terruño y del clima tan peculiares, la cepa sufre de manera importante y, como consecuencia, se obtienen unas vendimias más bien escasas, con unos rendimientos de uva bastante bajos, que no superan la cantidad de 1 kg. por planta como media, pero que otorgan a los vinos de esta zona de una identidad muy singular.

La vendimia suele ser muy prolongada: empieza a mediados del mes de septiembre en Bellmunt y el Lloar y se prolonga hasta finales de octubre o principios de noviembre en Porrera y la Morera de Montsant. La fermentación larga de la uva madura hace posible obtener una serie de componentes de gran riqueza en cada grano y una maceración muy completa.

Las Variedades

Las variedades autorizadas en la Denominación de Origen Calificada Priorat son las siguientes:

  • Las tintas autorizadas: garnacha peluda, tempranillo, picapoll negre, cabernet sauvignon, cabernet franc, pinot noir, merlot y syrah.
  • Las blancas autorizadas: garnacha blanca, macabeo, Pedro Ximénez, chenin blanc, moscatel de Alejandría, moscatel de grano menudo, blanquilla, picapoll blanc y viognier.

Garnacha y Mazuelo, las principales variedades y las recomendadas en la elaboración de los vinos de esta demarcación. Al tiempo que son las variedades más cultivadas.