Fuertes heladas golpean viñedos franceses e ingleses

Fuertes heladas golpean viñedos franceses e ingleses

4 de mayo de 2017._ Las fuertes heladas de primavera están dañando la producción en algunas de las regiones vinícolas más famosas de Francia, como Champagne, Burdeos y Borgoña, lo que representa una amenaza para los ingresos de los agricultores.  Mientras los viticultores ingleses reportan daños “catastróficos” a las cosechas después de que la peor helada en una generación borrara por lo menos la mitad de la cosecha de este año.

Calentadores de viñedo

Los viñedos suelen protegerse del frío encendiendo quemadores.

Los viñedos franceses informan que la temperatura se descendió en las tres regiones las ultimas dos semanas de abril, a veces por debajo de los -7 ° C , ya que los brotes ya están bien desarrollados debido al clima templado anterior y los productores temen que una nuevo halada pueda causar más daño. Ellos han estado usando quemadores, calentadores e incluso corrientes de aire generadas con helicópteros para tratar de salvar las cosechas.

La producción total de vino de Francia cayó un 10% el año pasado debido a condiciones climáticas adversas. El champagne fue el peor golpeado, con la cosecha bajando más del 20% en el año anterior debido a las heladas de primavera seguido de otros problemas como el moho.

En la región de Burdeos, los sindicatos de agricultores estimaron que varios miles de hectáreas de viñedos en toda la región, de un total de 115.000 ha, habían sido afectadas por las heladas , con algunos daños entre 50 y 100%.

El conjunto del viñedo de Cognac también ha sido severamente afectado, dijo el grupo industrial BNIC, calificando la situación de “muy preocupante”.

Chris White, director ejecutivo de Denbies Wine Estate en Surrey en Inglaterra, dijo que hasta el 75% de su cosecha estaba dañada por las temperaturas sub-cero de la ultima semana de abril: “La temperatura bajó a -6C y en ese nivel causa daños catastróficos a los brotes” él dijo.

White dijo que el personal había trabajado en vano usando ventiladores especiales y calentadores para proteger el viñedo, que en 265 acres en el más grande del Reino Unido, después de una explosión del Ártico barrió el Reino Unido. “Estamos muy decepcionados y es muy desgarrador para las personas que trabajan en el viñedo todo el año”, dijo. “Por lo que he oído, la mayoría de los viñedos ingleses se han visto afectados hasta cierto punto.”