Batonnage, un proceso que aporta en la elaboración del vino.

El Batonnage consiste en levantar las lías finas del vino periódicamente y mantenerlas en suspensión. Cuando el vino se mantiene en contacto con ellas durante largos periodos de tiempo (4 a 12 meses), es bien sabido que a través de esta práctica los vinos son más estables frente a la oxidación, y por otra parte resultan más grasos y armoniosos.

Otro aspecto positivo del Batonnage es que impiden la acumulación de oxígeno disuelto en el vino. Un vino tinto con las lías en suspensión es capaz de consumir 10 veces más oxígeno que un vino tinto limpio o 6000 veces más que el mismo vino blanco limpio.

El batonnage evita que con la presión que ejerce el líquido sobre las lías, estas se reduzcan, además mantiene la turbidez homogénea en la totalidad del depósito evitando la oxidación del vino en el tiempo.